10 alimentos típicos de asados y parrillas que no deberías dar nunca a los animales

BBQ-dangers-for-dogs
Jul 28 2015

10 alimentos típicos de asados y parrillas que no deberías dar nunca a los animales

Cuando la temperatura comienza a subir y el jardín se llena de flores, es el momento perfecto para comenzar la temporada de asados. Se invita a la familia, se incluye a los amigos, y bueno, se acepta a los animales de compañía que también quieren formar parte del grupo. Estos días siempre se convierten en una especie de celebración. Todos se esmeran por llevar los postres más deliciosos, se dividen las ensaladas, cervezas y otros tragos, y claro en muchos casos  carne, aliñada con abundante sal.

Sin lugar a dudas se trata de días en el que todos disfrutan, y cuando digo todos, me refiero a TODOS, incluidos los perros o gatos que pueda haber en la casa, ya que les llegan las sobras. Pero, ¿Es realmente positivo el alimentar a nuestras mascotas con carne, u otros huesos, a pesar de que la televisión u otros medios nos han enseñado por años que es lo que más les gusta? La respuesta es un rotundo no, y te invito a descubrirlo en la lista a continuación, donde te revelaré los 10 alimentos más peligrosos para tu mascota, a la hora de hacer un asado.

1. Costillas y otros huesos

No hay nada más común que tirarle un hueso al perro para que lo disfrute por horas y que lo entierre en su super escondite. Pero la verdad, es que los huesos, al comerlos con un poco de ansiedad, pueden quedar atascados en su garganta y ahogarlos o peor, astillarse y perforar sus tractos digestivos.

2. Alas de pollo

Por si no lo sabías, estos huesitos que parecen inofensivos y muy fáciles de quebrar y digerir, en verdad se convierten en astillas, muy finas, que podrían actuar como agujas en la garganta de su víctima. Nunca, pero nunca le des un hueso de pollo a un perro o gato.

3. Perros calientes

Consumirlos en exceso puede ser igual de perjudicial para la salud de animales como personas. Esto, se debe al alto contenido de conservantes y sal, que se traducen en diarrea, problemas digestivos, e incluso, obesidad en los cachorros.

4. El maíz en la mazorca

No hay nada más sano que una mazorca, pero por su forma, podrían llegar a transformarse en una verdadera arma mortal, causante de asfixia u obstrucción.

5. Cebollas

Si tienen un plato repleto de cebolla rebanada y lista para incluir en tu pan de hamburguesa, entonces no dudes de mantenerla lo más alejada de las orillas de la mesa para que tu amigo peludo no se logre acercar. Las cebollas y todos sus familiares (chalotes, ajo, etc), contienen compuestos capaces de dañar las células rojas de la sangre de las mascotas, si es que las ingieren en exceso.

6. Guacamole

El aguacate contiene un compuesto tóxico llamado persin, que es especialmente peligroso para animales como pájaros, conejos y caballos. Este fruto puede causar dificultad respiratoria, congestión, la acumulación de líquido alrededor del corazón, e incluso la muerte. En perros y gatos no es tan grave, pero puede generar problemas digestivos, y peor si le incluimos los aliños y demás ingredientes del guacamole como serían las cebollas y ajo.

7. Patatas fritas, chips y pretzels

El exceso de sal no es bueno para nada. Puede generar sed y micción excesiva, e incluso conducir a la intoxicación de iones de sodio. Como dije, no es nada bueno y se puede traducir en vómitos, diarrea, depresión, temblores, fiebre, convulsiones y la muerte.

8. Ensalada de frutas

Si la ensalada de fruta contiene uvas, entonces no le quites el ojos de encima a tu mascota. La verdad es que no se ha podido deducir la razón científica de esto, pero las uvas y también las pasas, se han conectado con el desarrollo de insuficiencia renal en los perros.

9. Postres de chocolate

Si te fascina el chocolate, entonces no dudes en ser egoísta con tu mascota, al comerte hasta la último gramo. Para los humanos puede ser antioxidante, hacernos sentir felices, pero para nuestras mascotas, la verdad es que puede ser incluso fatal. Chocolate y peor si es con azúcar, pueden provocar arritmias cardíacas, temblores musculares y convulsiones. La ingestión de xilitol (componente del azúcar) puede conducir a una caída rápida y seria en los niveles de azúcar en la sangre, dando lugar a la desorientación y convulsiones dentro de una media hora de la ingestión; algunos perros pueden desarrollar insuficiencia hepática que puede ser mortal.

10. Las bebidas alcohólicas

Incluso unas lamidas de cerveza o vino podrían ser realmente peligrosas para nuestras mascotas. Si a nosotros nos puede hacer mal el consumirlas en exceso, entonces ya podrás imaginar lo que le causa a nuestros compañeros más fieles.

 

Fuente: www.upsocl.com

Deje una Respuesta

Su correo electrónico no será publicado.