Razones para evitar las bebidas energéticas

bebidas energeticas
Mar 11 2016

Razones para evitar las bebidas energéticas

Las bebidas energéticas son algo bastante habitual en la vida de los más jóvenes, sin embargo entrañan muchos riesgos para la salud que los médicos han advertido en multitud de ocasiones.

Son tantos que algunos países las han prohibido casi por completo y en otros aplican restricciones a su venta libre. Pero, ¿por qué deberías dejar de tomarlas? ¡Te damos unas cuantas buenas razones!

Las bebidas energéticas están contraindicadas en el caso de estar embarazada.  Pero, además, son perjudiciales para algunas personas que están enfermas, como en el caso de aquellos que sufren alguna deficiencia en el corazón.

Los enfermos con dolencias cardíacas pueden llegar a sufrir incluso paradas del corazón alconsumir estas bebidas energéticas. La razón es simple: la cafeína y las demás sustancias que las componen pueden producir un intenso latido, y tras el esfuerzo, puede darse una parada. Esa parada puede además producir nuevos daños que compliquen la dolencia anterior, y por lo tanto, causar serios problemas en su tratamiento habitual

Pero si las bebidas energéticas pueden ser letales por aumentar los latidos de nuestro corazón, lo son más cuando se combinan con alcohol. La bebida energética hace que los efectos del alcohol disminuyan, o al menos que no los percibamos como graves. De ese modo, nos dañamos doblemente.

Es mejor para nuestra salud mantener las bebidas energéticas alejadas de nosotros y recurrir a otros alimentos más sanos, como pueden ser las bebidas para deportistas o, si deseamos una dosis extra de energía, al café de toda la vida. ¿No te parece?

Si te encanta cuidar la línea, deberías saber que las bebidas energéticas son uno de los peores enemigos por la gran cantidad de azúcares que tienen.

Aunque la cafeína es también un componente natural del café y otras bebidas que no son las energéticas, en realidad éstas contienen una gran cantidad de esa sustancia. Eso significa que aumentan considerablemente sus efectos, que en muchos casos no son buenos para la salud.

Deje una Respuesta

Su correo electrónico no será publicado.